Gaudí Shopping

Gaudí Shopping

Un lugar lleno de fábricas, hospitales y obreros

Un lugar lleno de fábricas, hospitales y obreros
Si en el año 1883, cuando empezaron a construir las obras del templo de la Sagrada Familia, sólo había campos de cultivo y un pequeño vecindario llamado “El Poblet”, en 1925 esa zona de Barcelona ya era otra historia: un barrio lleno de fábricas, obreros y hospitales.

Gracias al impulso de las obras del templo y del Hospital de Sant Pau, el vecindario de “El Poblet” se fue llenando lentamente de pequeños talleres artesanales, carbonerías, cerrajeros y tiendas de comestibles. También de algunos obreros que vinieron a vivir atraídos por unas viviendas económicas que se construyeron, especialmente en los años previos a la gran Exposición Universal de 1929.

Sin embargo, una fecha significativa para la historia de “El Poblet” es el 21 de junio de 1901, exactamente, cuando se puso en marcha una línea de tranvía eléctrico que desde la plaza de Urquinaona unía el centro de Barcelona con la aún villa independiente de Horta.

Durante gran parte del siglo XX, el barrio de la Sagrada Familia fue atrayendo la atención de algunos industriales que decidieron ubicar algunas de sus fábricas y algunos hospitales de referencia en la ciudad como la Cruz Roja Dos de Maig, Sant Pau y la Alianza. El precio del suelo era asequible y el lugar estaba bien comunicado gracias al tranvía. Se instalaron también empresas emblemáticas como la principal cervecera de Barcelona, Damm y una nueva fábrica de perfumes llamada Myrurgia. Incluso, algunas de las principales multinacionales como General Motors, Panasonic, Polyglass, Henkel y Herder, entre otras, se instalaron en nuestro barrio.

Paradigmático fue el final de esta época, cuando en los años sesenta el gran incendio de la Panasonic obligó  a desalojar parte de los habitantes del barrio por los efectos y prejuicios a la salud pública que podía ocasionar la combustión de los plásticos necesarios para la fabricación de electrodomésticos. Años antes, la fábrica Myrurgia también había sido víctima de otro incendio de grandes proporciones. Era evidente que aquellas fábricas debían de abandonar el barrio y encontrar otros espacios. La calle de Indústria es hoy un buen testimonio de lo que fue el barrio durante años.

El carácter obrero del barrio hizo que pronto se llenara de ateneos, cooperativas y sedes de agrupaciones de izquierdas. Después de la Guerra Civil hubo una segunda presión migratoria, obreros llegados a trabajar en las nuevas fábricas que se instalaron de forma masiva en el barrio durante aquellos años.

El crecimiento progresivo que vivió la ciudad de Barcelona, después de la Guerra Civil, hizo que el barrio de la Sagrada Familia pasara a situarse de la periferia de la ciudad a en medio de ella. 

Un conjunto de circunstancias, como la buena ubicación y la excelente conexión con transporte público, atrajeron a las constructoras más importantes del país, que construyeron una serie de enormes edificios, sin demasiado gusto estético y en el límite de la normativa municipal franquista, que acabaron por dar en definitiva la foto actual del barrio.

Mapa de Localización

Mostrar ruta a pie

Nuestros socios

Mozart Gaudí Cafetería
Iogurtum
Dommia Design Studio
Sabateries Soriano
Chocofiro Bombonería
Acosta-Alonso Gabinete Técnico
Arrels Òptica Social
Cargando...
x
X