Gaudí Shopping

Gaudí Shopping

Roberto Candales: “Hace más de 20 años que tenemos página web: si no tienes, no existes”

17 de febrero de 2020 - Actividades

En la calle de Fontanella, muy cerca de la plaza de Urquinaona, se encuentra el paraíso de las plumas estilográficas. Un cartel con letras de caligrafía anuncia “Casa de la Estilográfica”, un negocio emblemático que levantó la persiana por primera vez hace más de ochenta años. Era 1938 cuando el abuelo de Roberto Candales, el actual gerente del establecimiento, decidió apostar por un negocio que entonces iba al alza. Con el paso de los años, la Casa de la Estilográfica ha ido cambiando de ubicación, pero la esencia siempre ha sido la misma: ofrecer un servicio de calidad y un buen asesoramiento en un sector en que, lejos de lo que pueda parecer, la innovación también juega un papel fundamental. Actualmente, la Casa de la Estilográfica forma parte de los 209 establecimientos incluidos en la Ruta de los Emblemáticos elaborada por el Ayuntamiento de Barcelona, una guía de establecimientos que hoy en día se han convertido también en un valioso patrimonio cultural y turístico de la ciudad.

La Casa de la Estilográfica ancla sus raíces, en cierto modo, en Cuba. ¿Nos lo puede explicar?

En los años treinta, mi abuelo hizo un viaje a La Habana. Paseando se topó con una tienda de plumas estilográficas y le llamó mucho la atención; tanto que, cuando volvió, decidió imitarla en Barcelona. Junto con otros dos socios, en 1938 decidieron levantar la persiana de la Casa de la Estilográfica. Primero, en unas galerías comerciales subterráneas que había en la calle de Pelai, las conocidas como Avenida de la Luz. Después, la tienda se trasladó a la calle de Fontanella, número 19, y, más adelante, al local actual, en el número 17.

Con el paso de los años, la pluma estilográfica no ha parado de renovarse. ¿Cómo han vivido esos cambios en el producto?

Sobre todo, lo que ha cambiado más de las plumas estilográficas ha sido el tipo de materiales con los que se han ido fabricando. Pero el sector también ha centrado muchos esfuerzos en innovar con los sistemas de carga. Antes se iba con tintero y cuentagotas, después se incorporó un pequeño depósito dentro de las plumas y hoy en día ya se va con cartuchos de un solo uso. Nosotros hemos vivido todas las etapas de esta evolución. Además, si alguien todavía conserva alguna pluma estilográfica antigua y necesita arreglarla, más allá del negocio de venta de plumas tenemos un taller donde las podemos restaurar. Incluso podemos fabricar piezas a medida para plumas antiguas que ya no se encuentran.

Ustedes no solo van físicamente a la tienda, sino que también lo hacen a través de su página web y son muy activos en redes sociales como Facebook. ¿En qué momento decidieron que tenían que estar presentes el mundo en línea?

Hace más de veinte años que tenemos página web. Actualmente, si no tienes, no existes. Estar en internet nos aporta visibilidad, más ventas y, sobre todo, muchas consultas de posibles clientes, que tienen dudas sobre las plumas. Como nuestra franja más importante de clientes ronda los 50 años, la mayoría opta por consultar la página web y llamarnos para solucionar sus dudas. Nuestro portal también sirve como guía de precios, ya que vendemos los productos al precio que marca el fabricante.

¿Estar en internet y en las redes sociales les ayuda también a llegar a un cliente más joven?

Tenemos clientes jóvenes, pero la mayoría tienen más de 50 años. Aun así, los datos que analizamos de nuestra tienda en línea nos dicen que la media de edad de los compradores que optan por hacerlo vía internet es más baja, de unos 40 años. Nuestros clientes valoran la experiencia y el conocimiento que tenemos del producto y del sector. Saben que hace decenas de años que nos dedicamos a esto. Hasta hace poco, las tabletas y los teléfonos móviles con grandes pantallas se pusieron de moda, pero ahora, poco a poco, la gente está volviendo a la escritura manuscrita. Está demostrado que el cerebro recuerda más fácilmente los textos escritos a mano que los tecleados. Además, es más rápido y da más libertad a la hora de expresar las ideas.

Mirando al futuro, ¿qué retos tiene la Casa de la Estilográfica?

Hoy por hoy, las ventas en línea en grandes plataformas nos están complicando mucho el día a día. Todo el mundo vende a través de estos portales enormes, pero, en el caso de las plumas estilográficas, el asesoramiento es clave. Nosotros podemos ofrecerlo; ellos, no. Cuando un cliente compra a través de una de estas plataformas, una vez que ha pagado, el portal ya se desentiende de él y, si tiene alguna duda de la pluma, no sabe cómo resolverla. Ahora estamos luchando por potenciar la escritura a mano, promocionar sus beneficios y explicar las ventajas que tiene hacerlo con las plumas estilográficas.

Ayuntamiento de Barcelona

Nuestros socios

Centro de Estética Clements
Torrents Gianni
Crisan Joiers
La Llesca
Green Kiss
La Dispensa
Estanco nº 254
Cargando...
x
X